Si estás pensando en comprar bonos de la Generalitat de Catalunya ante la suculenta oferta de un 4,75% anual, sinceramente, me lo pensaría mucho. ¿Por qué?

En primer lugar, porque si los bancos no le prestan más dinero a la Generalitat de Catalunya es porque su situación financiera debe de ser paupérrima. Por este motivo, los políticos catalanes han tenido la brillante idea de emitir bonos de deuda.

En segundo lugar, porque si algo falla y la Generalitat no puede pagar los bonos, no podrás recurrir ante nadie porque estos bonos no entran en el fondo de garantía de depósitos bancarios. Es decir, te podrías quedar sin ver todo tu dinero, no sólo sin cobrar los intereses de los bonos.

Espero que estos consejos te sirvan de ayuda en tu duda sobre comprar bonos de la Generalitat de Catalunya o no.